Google frena los bulos publicitarios relacionados con la salud

La multinacional estadounidense prohíbe los anuncios de técnicas médicas engañosas y no comprobadas

Google ha iniciado una nueva política de publicidad digital que prohíbe los bulos publicitarios que vendan tratamientos sin base biomédica o científica, ante el creciente número de personas que intentan aprovecharse de otras ofreciendo tratamientos engañosos y no probados.

Con esta medida, la multinacional estadounidense pretende frenar unas ofertas fraudulentas que “pueden suponer un grave riesgo para la salud”, especialmente bulos sanitarios relacionados con terapias con células madre, terapia celular y terapias génicas.

bulos publicitarios

Para controlar que no se publiciten tratamientos sin aval científico, Google va a utilizar “una combinación de evaluación automatizada y humana” que bloqueará el anuncio al detectar infracciones de la normativa.

Muertes por pseudoterapias

Según los resultados de la encuesta sobre la Percepción Social de la Ciencia publicada en noviembre de 2018, uno de cada cinco españoles  declara haber usado productos y técnicas carentes de utilidad demostrada contra dolencias o enfermedades tras informarse en internet. Además, un 5,2% reconoce haber sustituido un tratamiento médico por una de estas terapias.

Y lo más grave no es probar esas falsas recomendaciones, sino el aumento en los últimos años del número de fallecimientos como consecuencia de sustituir un tratamiento con base médica por una pseudoterapia.

Vídeos, peor aún

Si el peligro de los anuncios carentes de base científica es grave, más aún lo es la divulgación de “videos fraudulentos por internet”, ya que nos dejamos influenciar con mayor facilidad por una imagen en movimiento que por el texto de un reclamo publicitario.

Según el informe del Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) de 2018, el 74% de los resultados de las búsquedas en YouTube sobre el tratamiento del cáncer eran falsos y ha advertido del daño que está causando su difusión. Por ello, un portavoz de Google ha defendido que intentan desarrollar mejores algoritmos de clasificación de búsqueda y optimizar su capacidad para mostrar contenido autorizado. Asimismo, ha confirmado la creación de “políticas más estrictas contra la monetización de contenido dañino o peligroso” en la plataforma.

Debemos tener cuidado con la desmesurada cantidad de noticias falsas y bulos publicitarios que circulan por la red, ya que no solo pueden engañarnos, sino también dañar nuestra salud si no contrastamos información de lo que estamos comprando.

Fuente: El País